SUPRA 1017 FM

Somos una emisora, cuya finalidad es llevar buena musica y informacion de los últimos acontecimientos acaecidos a nivel internacional.

El presidente armenio espera que los esfuerzos de Rusia permitan detener el derramamiento de sangre en Nagorno Karabaj en los próximos días.

Desde el Ministerio de Defensa armenio declararon este miércoles que los enfrentamientos continúan a lo largo de toda la línea de contacto, especialmente en la parte sur de Karabaj.

El presidente de Armenia, Armén Sarkissián, ha enviado un mensaje de felicitación a su homólogo ruso, Vladímir Putin, quien este miércoles cumplió 68 años. En su mensaje, Sarkissián expresó la esperanza de que los esfuerzos de Rusia ayuden a detener el derramamiento de sangre en Nagorno Karabaj en los próximos días.

«Me gustaría esperar que los esfuerzos de Rusia hagan posible en los próximos días detener el derramamiento de sangre en las fronteras de Armenia y en la zona del conflicto de Karabaj», escribió el mandatario armenio.

Sarkissián además señaló que Armenia «aprecia mucho la contribución significativa» de Putin al desarrollo de relaciones aliadas, asociación estratégica y cooperación mutuamente beneficiosa entre los dos Estados en las esferas política, económica, militar, de defensa y humanitaria.

Nagorno Karabaj sigue siendo el epicentro de enfrentamientos bélicos entre Armenia y Azerbaiyán desde que el 27 de septiembre el antiguo conflicto entre las dos etnias estallara con nueva fuerza. Ambos países se acusan mutuamente de la escalada y han sufrido pérdidas tanto en soldados como entre la población civil.

Este miércoles, el portavoz del Ministerio de Defensa armenio, Artsrún Hovhannisián, declaró durante una rueda de prensa que los enfrentamientos continúan a lo largo de toda la línea de contacto, especialmente en la parte sur de Karabaj.

Hovhannisián también indicó que Azerbaiyán sufrió graves pérdidas entre sus tropas y hasta 80 unidades de su equipo fueron destruidas. Además, el vocero agregó que en la zona de conflicto están presentes personas armadas de terceros países, en particular de Turquía, algo que niegan tanto Bakú como Ankara.

Spread the love