SUPRA 1017 FM

Somos una emisora, cuya finalidad es llevar buena musica y informacion de los últimos acontecimientos acaecidos a nivel internacional.

China «se reserva el derecho de reaccionar» si EE.UU. interfiere con las operaciones del Instituto Confucio.

Pekín instó a los políticos de EE.UU. a «abandonar la mentalidad de la Guerra Fría» y «dejar de interferir con los intercambios culturales y normales».

Pekín ha defendido su programa del Instituto Confucio después de que el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, expresara su esperanza de que los centros culturales chinos en los campus universitarios estadounidenses se cierren para fines de este año.

Más de 60 universidades estadounidenses albergan sedes del Instituto Confucio a través de asociaciones con una filial del Ministerio de Educación de China, aunque últimamente el número ha ido disminuyendo. Pekín proporciona profesores y libros de texto y, por lo general, divide el costo con la universidad. El programa también ofrece clases de idioma chino a unas 500 aulas de primaria y secundaria en el país norteamericano.

Este viernes, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China recordó qu el Instituto Confucio opera en EE.UU. en base a solicitudes voluntarias de universidades bajo los principios del respeto y beneficio mutuos. Dichos centros educativos contribuyen a promover los intercambios culturales y han sido «ampliamente recibidos por las universidades y el pueblo estadounidense», señaló el portavoz de la Cancillería china, Zhao Lijian.

El vocero acusó a algunos políticos estadounidenses, incluido Pompeo específicamente, de socavar deliberadamente los intercambios culturales y educativos «al desacreditar al Instituto Confucio e interferir con sus operaciones normales» por «prejuicios ideológicos y conveniencia política«.

En ese sentido, Zhao sugirió que estos políticos «deben abandonar la mentalidad de la Guerra Fría» y «dejar de interferir con los intercambios culturales y entre personas normales».

«Si EE.UU. se niega a hacerlo, la parte china se reserva más derechos a reaccionar», advirtió el portavoz.

«Una campaña deinfluencia maligna»

A principios de septiembre, Pompeo acusó a los institutos financiados por el Gobierno chino de trabajar para reclutar «espías y colaboradores» en las universidades estadounidenses. «Tengo la esperanza de que cerremos todos antes de fin de año», afirmó en aquel momento el alto funcionario.

En agosto, el secretario de Estado anunció que Washington había designado al Instituto Confucio en EE.UU. como una misión extranjera de la República Popular China, calificando como «una entidad que promueve la propaganda global de Pekín y la campaña de influencia maligna en los campus de Estados Unidos y las aulas K-12″. 

Spread the love